Fermín Guzmán, de Chimalhuacán para el mundo

Una entrevista a Fermín Guzmán que aparece en CITADINA — 01
Fermín Guzmán

El trabajo de Fermín se te queda en la cabeza por días, desde que descubrí su trabajo en Flickr —hace ocho o nueve años— ha sido así.

Lo cotidiano se vuelve algo sorprendente en su mirada.

¿Cómo empezaste con la fotografía?

En realidad fue una coincidencia, porque yo acudía al Faro de Oriente a clases de náhuatl y siempre que iba rumbo al salón de clases veía lleno de banda el túnel donde da clases de fotografía Jesús Villaseca, un día decidí acercarme y ahí me quedé varios años. Posteriormente en el mismo Faro de oriente conocí el taller de Mark Powell, quien fue el culpable de mi pasión por la fotografía callejera. También tomé talleres y cursos en diversos lugares como el Faro Tláhuac, el Centro de la Imagen, la Casa Lago, etc.

¿Qué te atrae de la calle?

Siempre he pensado que la fotografía de calle es antropología, porque documenta la interacción del ser humano con su entorno en las grandes ciudades, pueblos, barrios, etc. Eso es precisamente lo que me atrae de la calle, esa interacción, esas manifestaciones, esos símbolos culturales, todo aquello que hace que el ser humano se apropie y moldeé las calles a su modo. En este sentido eso es lo que trato de mostrar en mis imágenes.

¿Cómo defines los temas de
tus proyectos?

Realizo mis proyectos partiendo de lo que me apasiona: la fotografía callejera y las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas de nuestro país. También he realizado proyectos fotográficos que muestran problemáticas sociales de nuestro país, tal es el caso de los centros de rehabilitación para adictos.

Aunque en realidad casi siempre trabajo en lo que me plazca, no me pongo límites, si algún día me interesa algún tema en específico lo investigo y comienzo a trabajar en él. 

¿Cuál es tu proceso de trabajo?

Todo depende de lo que vaya a realizar, si es fotografía callejera mi único modo de trabajo es caminar y observar; si voy a realizar un proyecto en específico primero investigo acerca del tema y posteriormente voy a la acción. Muchas ocasiones solo dejo que las cosas se vayan dando solas y me ha resultado bien así sin tanta planeación. 

“Eso es precisamente lo que me atrae de la calle, esa interacción, esas manifestaciones, esos símbolos culturales, todo aquello que hace que el ser humano se apropie y moldeé las calles a su modo.”

¿Qué fotógrafxs te inspiran?

Son tres mis mayores inspiraciones, mis maestros Jesús Villaseca y Mark Powell, y el que yo considero que es el padre de la fotografía callejera, Garry Winogrand.

¿Qué te depara el futuro?

Es una pregunta difícil, aunque casi siempre estoy planeando todo lo que hago. El 2018 fue un año muy agitado para mí, fotográficamente hablando, y por tal razón quiero darme una pausa para despejar mi mente y comenzar nuevos proyectos. Lo que siempre seguiré haciendo, porque me encanta, es la fotografía callejera, y no solo hacerla, sino también admirar y compartir el trabajo de buenos fotógrafos callejeros mexicanos y para tal motivo soy administrador del grupo en Instagram: La Pura Street Photography Mexicana.


Fermín Guzmán@ferstreetphotographer

Es fotógrafo de calle. Ha sido becario del FONCA y su trabajo ha sido publicado en Street Photography in the World Volumen 1 y diversos sitios web. En el 2010 fue seleccionado para la XIV Bienal de Fotografía, recibió las becas Fundación Tierney, del Programa de Formación Fotoensayo y la beca FOCAEM.

ferminguzman.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *